Gestión ágil de la evaluación sensorial en tu empresa

Por Claudia Muñoz     Publicado el 14/07/2015


Para la industria alimentaría es importante contar con herramientas que permitan controlar y mejorar la calidad de los alimentos. Una de estas herramientas es la evaluación sensorial; que permite establecer si el producto final se ve o no afectado por cambios en las materias primas (cambio de proveedor, uso de materiales sustitutos, entre otros) o algún cambio o alteración en el proceso productivo, permitiendo tener la información para decidir liberar un producto al mercado o realizar algún cambio en las materias primas o proceso productivo. Una de las grandes ventajas de la evaluación sensorial, es que las personas que efectúan las pruebas son los instrumentos de medición, lo que genera un menor costo a diferencia de la medición instrumental, además de la confiabilidad que se puede tener con un panel de jueces bien entrenados.
Una herramienta como la evaluación sensorial debe incluir:

  • Selección de personas con capacidades y habilidades necesarias
  • Entrenamiento permanente en la identificación de las características organolépticas de los productos a evaluar (este entrenamiento se debe medir a través de estadísticas como el análisis secuencial).
  • Medición de la confiabilidad del panel entrenado mediante un análisis estadístico.
  • Gestión de las evaluaciones y procesamiento de los datos obtenidos, por medio de análisis estadísticos que permitan determinar si existen o no diferencias significativas entre el producto evaluado y el producto patrón (producto que cumple con las materias primas y proceso productivo estándar)

Esta herramienta puede gestionarse manualmente con apoyo de MS office por ejemplo, sin embargo la consolidación y procesamiento de datos e incluso la logística requerida, para realizar las evaluaciones sensoriales, son procesos extensos y complejos, que herramientas específicas de Software podrían facilitar en más de un 50% del tiempo. S-SQUARE, tiene el conocimiento técnico y de negocio para crear una robusta herramienta adaptada a las necesidades del cliente, que le permita realizar la evaluación sensorial de sus productos e incluso de las materias primas de su cadena de abastecimiento.